Las compañías no innovan

Innovan las personas. La innovación parece que ya no es nueva para nadie, pero en una empresa ya asentada nos movemos en arenas movedizas sobre su definición, su activación y su necesidad real. ¿Qué barreras se encuentran y qué pasos deben darse, con ciertas garantías de no perder el tiempo? ¿Qué papel tienen los empleados?

innovacion corporativa

¿Me pone cuarto y mitad de innovación?

Paso 1: Búsqueda de oportunidades.

Muchas veces me preguntan qué tipo de innovación hacemos desde Eleven Lab con las empresas. A lo que respondo que nosotros no hacemos innovación, sino que la facilitamos para que los equipos y la dirección detecten oportunidades, necesidades y soluciones no identificadas, se planifiquen y ejecuten los proyectos.

Cuando se habla de innovación en una empresa podemos hablar de producto, procesos, servicio, comunicación… En cada empresa, en cada sector, innovar es algo muy diferente. Nada tiene que ver innovar en alimentación, en un banco o en una telco, por lo que lo primero que se debería hacer sería definir qué significa innovar en nuestra industria: qué se ha activado ya, sobre qué se está trabajando a futuro e investigar sobre cuáles serán las necesidades de los próximos cinco años.

Cultura innovadora

Paso 2: Generación de ideas.

Cuando tengamos claro qué es innovar para nosotros, habrá que tener en cuenta que no se trata de contratar a un externo o asignar a una persona del equipo para que la lleve a cabo. Si se trabaja con externos de manera colaborativa es para que guíen y ayuden a ejecutar de manera eficiente y, si se crea un área de innovación dentro la empresa, será sobre todo con el rol de monitorizar la consecución de los objetivos establecidos y de asignar los recursos necesarios para llevar a cabo los proyectos.

Pero eso no es suficiente. Debemos poder desarrollar una cultura corporativa de innovación, que debe venir motivada y apoyada por la dirección de la empresa. Una cultura que fomente el emprendedurismo, la experimentación y el correr riesgos inteligentes.

Para que la innovación llegue a buen puerto en la empresa, los empleados son un factor clave. Dotemos de recursos y herramientas al equipo para que eso pueda suceder, y la pasión y la perseverancia brotarán.

Como la creatividad son las buenas ideas, pero la innovación es hacerlas realidad, podremos empezar activando dos vías, totalmente compatibles entre ellas:

  1. Generar un programa de innovación dentro de la empresa, con incentivos –idealmente no remunerados en lo material– por consecución de objetivos. Paso 3: Evaluación de ideas.
  2. Hacernos con facilitadores externos que ayuden a la compañía a visualizar, planificar y ejecutar oportunidades, soluciones o aplicaciones, e integrar a toda la compañía en esos procesos de trabajo. Paso 4: Desarrollo e implementación de innovaciones.

Tipos de innovación

Siempre he dicho que debemos ver la innovación como un negocio en sí mismo. Un área estratégica de desarrollo de negocio que siempre dará un retorno que debemos medir y pulsar.

Los tipos de innovación, podríamos agruparlos en cuatro principales:

  • Innovación en producto/servicio. Lanzamiento de nuevos productos o servicios, así como actualizaciones en los productos actuales (materiales, componentes, aplicaciones técnicas, etc.).
  • Innovación en gestión. Mejoras en actividades logísticas, administración, almacén, proveedores, etc.
  • Innovación en procesos/organizacional. Nuevos —o mejorados— procesos de fabricación, logística, distribución. También, implementación de nuevos métodos organizacionales en el negocio (gestión del conocimiento, formación, evaluación y desarrollo de los recursos humanos, gestión del sistema de calidad, etc.).
  • Innovación en branding/marketing/comunicación. Desde imagen de marca hasta diseño de producto, innovación en medios, procesos de venta y drive-to-market, etc.

Recordemos que ya existen los procesos, herramientas y prácticas para que las empresas puedan innovar sistemáticamente y hacer de la innovación parte del trabajo de cada uno de sus empleados y colaboradores.

Lo único que hay que tener para innovar es la voluntad para ponerla en práctica.

7 Abril 2021

#Emprendimiento #Intraemprendimiento #Innovación #Empresa #Corporación

Sobre el autor: Olalla Castro

Olalla CastroOlalla Castro es la directora de Eleven Lab. Toda su trayectoria está ligada a la innovación, el diseño estratégico y el emprendimiento.

Déjanos un comentario