Descripción del proyecto

Lawx

Transformando el sector legal desde una óptica de género

Sector

Jurídico

Reto

Brindar oportunidades laborales, comunidad y capacitación a abogadas mexicanas.

Misión

Fomentar un sector legal transparente, inclusivo y ético para profesionales, clientes particulares y pymes.

Producto

Plataforma web

Fases del proyecto

Validate, setup y launch

Conocer un sector por dentro es, a veces, clave para detectar en él oportunidades de mejora. Así surgió la idea de Lawx, una plataforma que aspira a revolucionar el sector legal mexicano empoderando a l@s abogad@s y aportando transparencia a todo el proceso. Cuando la demanda está ahí solo hace falta escucharla.

En el momento en el que recibimos la candidatura de la fundadora de Lawx, abogada especializada en Derechos Humanos, aún desconocíamos hasta qué punto el sector jurídico mexicano atravesaba dificultades. Sin embargo, muy rápidamente descubrimos de su mano que los profesionales, especialmente las mujeres, tenían un menor acceso a oportunidades laborales consecuencia de la gran desigualdad de género y que a los clientes de servicios jurídicos se les excluía de un proceso que, además de estar lejos de digitalizarse, era farragoso y falto de transparencia. Estaba todo por hacer pero el desafío se planteaba emocionante.

Un reto a siete horas de distancia

Lawx fue nuestro primer proyecto liderado desde España con alcance internacional, lo que nos exigió adaptarnos a los horarios y costumbres del público objetivo al que necesitábamos conocer en profundidad: por un lado, las abogadas; por otro, los clientes. Con ellas constatamos lo que ya sabíamos y adquirimos otra serie de aprendizajes muy valiosos, como la falta de concienciación general que existe en torno a este tema —incluso entre quienes pertenecen a un grupo vulnerable—, o el mínimo amparo tanto empresarial como gubernamental que recibe el sector. Los clientes, por su parte, nos dieron a entender que en el país se da una desconfianza generalizada hacia la figura del abogado, a quien se percibe como alguien deshonesto y aprovechado. El proyecto no había hecho más que empezar pero el desafío ya crecía: no se trataba solo de crear un producto digital sino también de cambiar una percepción profundamente arraigada.

Conceptualizando, que es gerundio

Estudiada la competencia en profundidad y habiendo descubierto que en México no existía ninguna plataforma que aunara contratación, formación y comunidad —los tres grandes pilares de Lawx—, iniciamos el proceso de conceptualización donde definimos al detalle el público objetivo del proyecto y esbozamos un primer modelo de negocio. Lo más interesante de esta fase fue empezar a pensar en funcionalidades concretas que aportaban valor a todos los actores de la cadena e identificar a otros potenciales usuarios que, a priori, no estaban contemplados, como las pymes. Todo apuntaba a que el concepto despertaría interés entre sus públicos pero hasta que no lo probáramos con usuarios reales no lo sabríamos a ciencia cierta. Por eso realizamos dos tests de los que concluimos que abogadas y clientes encontraban valor en la propuesta y entendían sus beneficios. Resultó curioso descubrir que, a pesar de que las mujeres manifestaban mayores problemas a la hora de desempeñar su profesión por la desigualdad endémica del país, preferían que el servicio acogiera también a hombres abogados, algo que también refrendaron los clientes. El proyecto daba, así, un giro sin perder su vocación de ser un espacio justo, aglutinador y transparente.

Insight

El concepto creció. Lawx sería un entorno laboral equitativo donde la formación y la colaboración redundaría en una profesión más fortalecida y valorada.

Un branding con sabor a México

Lawx llevaba por nombre la ley y la inclusión. Tanto es así que el branding se articuló sobre la equis, un elemento identitario que, además, nos permitía incorporar valores como el equilibrio o el crecimiento. La gama cromática hacía un guiño a México y nos permitía trabajar creativamente en todo tipo de combinaciones.

Un prototipo multiperspectiva

En esa búsqueda del interés del público fuimos un paso más allá y testamos un prototipo que se construyó sobre cuatro grandes bloques:

  • Contratación: el diseño incorpora filtros de lo más sofisticados para acceder al profesional que mejor puede resolver cada caso particular.
  • Seguimiento: para romper con el oscurantismo del sector, los usuarios pueden remitir consultas sobre sus casos y mantenerse siempre informados de cómo estos evolucionan y prosperan.
  • Comunidad: además de disponer de fichas con un alto grado de detalle de cada uno de los perfiles, los abogados y abogadas pueden encontrar dentro de Lawx a otros colegas con los que comunicarse o a los que proponer colaboraciones.
  • Formación: una de las grandes bazas del servicio es el acceso a un catálogo de cursos y formaciones con los que aumentar el grado de capacitación de los abogados y generar, así, una mayor credibilidad en los potenciales clientes.

Del test del prototipo recogimos un valioso feedback que nos sirvió para matizar el servicio en algunos términos (calidad, confidencialidad, enfoque, etc) y para confirmar que Lawx se percibía como una nueva plataforma profesional diferente a todo lo anterior, visualmente atractiva, fácil de usar, transparente e inclusiva. Habíamos llegado a un concepto diferenciador y era momento de testarlo ante sus potenciales clientes. Una campaña en redes sociales nos sirvió para validar que, efectivamente, en un momento en el que el teletrabajo es una tendencia al alza, los retiros que ofrecen una desconexión conectada son un servicio tremendamente atractivo. Al añadir las mentorías y eventos formativos este interés se disparaba entre la audiencia. Lo teníamos.

yoit whiteboard
yoit whiteboard

Lo que aprendimos

Gracias a Lawx nos sumergimos en una realidad cultural diferente y desentrañamos los misterios de un sector complejo y con poca transparencia pero con enormes posibilidades de reformularse al menos para casos no tan complejos o de rápida resolución. Además, aprendimos a ver en la igualdad un motor, adaptándonos a las preocupaciones de quienes viven esas dificultades en primera persona. Como parte de esa realidad, durante las entrevistas que tuvimos con profesionales y potenciales usuarios mexicanos, la mayoría coincidió en el potencial que podría tener una plataforma como Lawx en cuanto a la atención de casos puntuales para sectores vulnerables y marginados como puede ser la población indigena o con pocos recursos.

En palabras del emprendedor

CEO y fundadora de Lawx

Para mí fue muy fácil elegir a Eleven Lab porque sus valores concuerdan plenamente con los de mi proyecto. Con ellos viví un proceso de investigación, aprendizaje e innovación continuos.

See more cases